X

Tibuyana

Disfruta de programación excepcional las 24 horas.

al aire
Radio Tibuyana
Play button
Horario del Programador HTML5 - Versión 2

Diomedes Díaz: la vida y legado del ícono vallenato

La carrera de Diomedes Díaz, emblema de la música colombiana, se destacó por su talento en el vallenato, su historia única y las controversias que rodearon su vida. Un repaso por los hitos, polémicas y su legado en la escena musical.
Texto a Voz
Compartir Noticia

La música colombiana vio emerger a una estrella que brillaría con luz propia en el firmamento artístico: Diomedes Díaz, considerado uno de los grandes íconos del vallenato. Su vida estuvo marcada por la pasión por la música y una serie de eventos que dejaron una huella indeleble en la memoria de sus seguidores.

WhatsAppSigue a Tibuyana en WhatsApp

Le puede interesar: Juanes en Bogotá con su ‘Juan Es Colombia Tour’

Diomedes Dionisio Díaz Maestre nació el 26 de mayo de 1957 en La Guajira, en un entorno lleno de música que influyó en su carrera desde temprana edad. Conocido como «El Cacique de La Junta», su talento y carisma lo catapultaron como una de las figuras más representativas de la música colombiana.

Desde su infancia, Diomedes mostró su habilidad para la música, participando en parrandas y desarrollando su voz única, influenciada por las raíces artísticas que heredó. Fue su tío, un reconocido acordeonero, quien encaminó sus pasos en este prometedor mundo.

A pesar de una infancia humilde, Diomedes pronto se destacó en el ámbito musical. Trabajó como mensajero en radio Guatapurí, donde se adentró en el mundo de la composición. Sin embargo, un accidente en su juventud marcó su vida cuando sufrió una lesión en el ojo derecho, incidente que se convirtió en parte de su historia.

El reconocimiento llegó con el apodo de «El Cacique de La Junta», bautizado por Rafael Orozco y Emilio Oviedo en una canción. A partir de entonces, su carrera artística despegó. Trabajó con diversos acordeoneros, como Juan Humberto Rois y Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina, consolidando su presencia en la industria musical con éxitos como «Sin ti» y «Mi primera cana».

El éxito no estuvo exento de polémicas. Su vida personal, marcada por romances, excesos y controversias, fue objeto de críticas y titulares mediáticos. Sin embargo, su talento y legado musical trascendieron, consolidándolo como un ícono del vallenato.

La muerte de Diomedes Díaz el 22 de diciembre de 2013, a causa de un paro cardiorrespiratorio, sumió a Colombia en la tristeza. Su partida dejó un vacío en la música, pero su legado perdura como una figura emblemática que marcó una era en el vallenato, siendo recordado por generaciones por su contribución a la cultura musical colombiana.