X

Tibuyana

Disfruta de programación excepcional las 24 horas.

al aire
Radio Tibuyana
Play button
Horario del Programador HTML5 - Versión 2

¡Histórico! Primer Pastor de Iglesia Cristiana Gana la Alcaldía de Bucaramanga

Jaime Andrés Beltrán, líder del "Movimiento Evangelístico Camino a la Libertad," se convierte en el primer pastor en ganar la alcaldía de Bucaramanga, prometiendo medidas de seguridad ciudadana y luchando contra el hacinamiento carcelario.
Texto a Voz
Compartir Noticia

Jaime Andrés Beltrán, líder del «Movimiento Evangelístico Camino a la Libertad,» ha hecho historia al convertirse en el primer pastor de una iglesia cristiana en ganar la alcaldía de Bucaramanga. Con una votación del 34.28%, Beltrán se impuso en la capital de Santander.

WhatsAppSigue a Tibuyana en WhatsApp

Le puede interesar: Congresistas Independientes Solicitan Moción de Censura Contra Ministro de Salud por Crisis en Modelo de Salud del Magisterio

Beltrán, un comunicador social egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab), ha sido concejal en tres ocasiones, representando a partidos como el Liberal y, más recientemente, el partido Justa y Libres.

Durante su campaña, el nuevo alcalde se enfocó en temas de seguridad ciudadana, aprovechando la percepción de deterioro de la convivencia en la ciudad. Su propuesta, denominada «Plan Candado,» incluye estrictos controles a través de drones y cámaras de reconocimiento facial.

Siempre figuró en las encuestas de opinión, y también planteó la construcción de un centro de detención para personas privadas de la libertad, con el objetivo de poner fin al hacinamiento en las estaciones de Policía.

Jaime Andrés Beltrán, de 44 años, predica los domingos en la iglesia que su padre fundó cuando llegó desde Bogotá. Está casado con Paula Ramírez, una comunicadora social a quien conoció cuando era concejal y ella ocupaba el cargo de jefe de prensa de la Personería de Bucaramanga. La pareja tiene tres hijos.

A pesar de su victoria, Beltrán también tiene detractores que le critican por no ejercer un control político estricto durante sus 12 años en el concejo. Sin embargo, su habilidad para comunicarse con el público le ha permitido ganarse el apoyo de los principales dirigentes gremiales en la ciudad.

El nuevo alcalde ha generado controversia al hablar de la «paloterapia» y proponer un puesto de control migratorio para evitar la llegada de extranjeros por la vía a Cúcuta. Su mandato estará marcado por los desafíos en materia de seguridad y lucha contra el hacinamiento carcelario en Bucaramanga.