X

Tibuyana

Disfruta de programación excepcional las 24 horas.

Horario del Programador HTML5 - Versión 2
Reproductor de Audio

Inquietud creciente ante obstáculos en la recuperación de la vía Ocaña-Cúcuta

Persisten retrasos en la finalización de la intervención en la vía nacional Ocaña-Cúcuta, generando incertidumbre y pérdidas económicas, mientras se esperaba su pronta conclusión según la fecha prevista por el Ministerio de Transporte.
Lector de Texto en Página
Tu Blog
Compartir:

La incertidumbre se afianza en torno a la recuperación de la vía Ocaña-Cúcuta debido a los obstáculos y retrasos persistentes en este tramo de la vía nacional. A pesar de la fecha fijada por el gobierno nacional a través del Ministerio de Transporte para su conclusión, los trabajos aún no se han completado, generando preocupación en la comunidad.

WhatsAppSigue a Tibuyana en WhatsApp

Le puede interesar: ¡Mano dura contra infractores en Ocaña!

Román Jácome, empresario y gerente de la empresa Cootrasunidos, lamentó la falta de avance en los trabajos: «Desafortunadamente, los trabajos no han avanzado como esperábamos, las dificultades han aumentado y las pérdidas económicas han crecido para toda la cadena productiva».

Destacó que la situación más crítica es el deterioro de la infraestructura vial en una vía de vital importancia para la región, ya que conecta con la Costa Caribe y su paralización afecta significativamente la comunicación y el flujo comercial.

El empresario hizo un llamado al gobierno para que tome conciencia sobre la magnitud de este problema y trabaje en una solución definitiva: «Esperamos que el gobierno entienda la magnitud de este problema y así mismo establezca su solución definitiva para una región tan olvidada como la que tenemos hoy».

La espera por la conclusión de esta obra se vuelve crucial, no solo por el impacto económico actual sino también por la relevancia que tiene para la conectividad y el desarrollo regional. La comunidad aguarda respuestas concretas por parte de las autoridades para solventar esta situación que ha afectado tanto a la región.

El expresidente Álvaro Uribe criticó el nombramiento de Salvatore Mancuso como gestor de paz del Gobierno, señalando que parece más una «amenaza política