Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¡Tensión en Cúcuta! Transportistas Amenazan con Paro por Nuevas Restricciones

¡Crisis en el transporte público! La Alcaldía de Cúcuta desata controversia al implementar nuevas modalidades en el Pico y Placa y Placa Día, incluyendo al servicio de transporte colectivo
Texto a Voz
Compartir Noticia

La tensión alcanza su punto máximo en Cúcuta con el anuncio del gremio de transporte público de un paro inminente en respuesta a las medidas impuestas por la Alcaldía. La inclusión de las busetas en el Placa Día y los taxistas en dos jornadas mensuales ha desatado la ira de los transportistas, quienes exigen un espacio de diálogo para encontrar soluciones consensuadas.

WhatsAppSigue a Tibuyana en WhatsApp

Le puede interesar: ¡Cúcuta en Alerta! Diez Barrios Estrenan Alarmas Comunitarias

«Ante la imposición de medidas extemporáneas y no consultadas, conductores y propietarios anuncian Hora Cero», declaró la empresa Transontiveros en sus redes sociales, reflejando el descontento generalizado en el sector. Miguel Ángel Flórez, gerente de la empresa, criticó la falta de consulta previa y respaldo técnico para estas medidas, argumentando que carecen de fundamentos sólidos.

El secretario de Tránsito de la Alcaldía, Albeiro Bohórquez, insiste en que las medidas fueron consultadas con los distintos gremios, aunque el sector del transporte público sostiene lo contrario. El decreto 0212, que establece las modificaciones, alega ser una medida concertada entre todos los sectores, enfocada en la protección ambiental tras la reciente crisis de inversión térmica en la ciudad.

Sin embargo, los transportistas argumentan que esta restricción llega tarde, pues la crisis ambiental ya ha pasado. Además, señalan la falta de discriminación en la vida útil de los vehículos y discrepan con la edad máxima de 10 años para los automóviles diésel, mientras que la vida útil permitida es de 20 años.

Ante esta situación, los transportistas demandan un enfoque más efectivo para mejorar la calidad del aire, proponiendo operativos permanentes para controlar y sancionar vehículos que excedan los niveles de emisiones permitidos.

El conflicto entre la Alcaldía y el gremio de transporte público amenaza con paralizar la ciudad, a menos que se abra un canal de comunicación efectivo para resolver las diferencias y encontrar soluciones que beneficien a ambas partes. La comunidad queda en vilo ante la incertidumbre de un posible paro y sus repercusiones en la movilidad y la economía local.

Radio Tibuyana